MENU

IKEA, las ciudades del futuro

agosto 12, 2019 0 comentario 237 Vistos

 

Fotografía vía IKEA

En las ciudades del futuro, los muebles serán robóticos, huertos en sótanos, coches autónomos y espacios compartidos.

Según Space 10, un laboratorio de investigación y diseño, en 2050, el 70% de la población del mundo vivirá en ciudades. 1.600 millones de personas no tendrán acceso a una vivienda segura y la conexión digital no logrará evitar el sentimiento de soledad que avanza.

Fotografía vía IKEA

“Vamos a tener que compartir mucho más en el futuro.” (Evamaria Ronnegard)

La visión de IKEA es generar sistemas compartidos que se conecten a nuestros vecinos y con otros vecindarios. Los complejos residenciales podrían contar con áreas compartidas como cocinas, comedor, lugares para jugar y hacer actividad física. Con esto, Ikea pretende que los sistemas compartidos puedan abrir o cerrar las estancias de uso común dependiendo el momento y la necesidades de sus habitantes. Las instalaciones tendrán que integrar en su diseño soluciones para evitar problemas en temas como la limpieza, según Ronnegard.

Las habitaciones, los baños y los armarios seguirán siendo personales, ya que los estudios muestran que las personas están menos dispuestas a compartir estos espacios.

Fotografía vía IKEA

“El futuro no es un destino, es una dirección, por eso no buscamos como destino desarrollar un producto”, afirma uno de los expertos de Ikea.

En los Democratic Design Days 2019 se presentaron algunos proyectos que serán realidad en los próximos meses: muebles robóticos que se mueven para cambiar los espacios según el uso, el espacio y el momento del día; una colección textil conseguida a partir de plásticos recuperados del mar; maceteros diseñados por Tom Dixon para crear huertos urbanos o una colaboración con Adidas para crear elementos para hacer ejercicio en casa.

El 40% de las áreas que serán urbanas en 2030 todavía no se han planeado, por lo que se puede actuar sobre ellas. Con esto Ikea pretende generar nuevas ideas para el hogar y abrir el debate público.