MENU

Interiorismo y arte a través del tiempo

julio 27, 2018 0 comentario 73 Vistos

El arte está mucho más cerca de lo que pensamos. No solamente se encuentra en un libro, en una foto, o en una película que tengas. Está en la silla donde te sientas ahora, en el piso, en las paredes; en realidad en el espacio donde pasas la mayoría de tu día.  

Conforme avanza el tiempo, las corrientes artísticas cambian y se introducen dentro de nuestra vida diaria. En el siglo XX hubo una explosión en cuanto a estilos, como por ejemplo, el neo impresionismo, expresionismo, fauvismo, cubismo, futurismo, dadaísmo, arte abstracto, pop-art y muchos más. Corrientes que siguen vigentes actualmente, ya que vivimos en una época de remix, de renovación de estilos anteriores. Pero, en un mundo de mezclas, ¿qué es un estilo de interiorismo viejo y uno actual?

Estilos del pasado

Estilos antiguos más conocidos:

  • Clásico: los vegetales, las cortinas y los textiles estampados son elementos recurrentes. Es una corriente elegante y delicado, al mismo tiempo la menos definida de todos.
  • Romántico: se caracteriza por utilizar madera de tonos claros y lisos, camas con dosel, cortinas vaporosas, terciopelo, porcelana pintada y flores frescas. Además de incluir elementos figurativos como flores, volutas, aves y vegetales.
  • Rústico: éste intenta reproducir ambientes rurales, donde abundan los materiales naturales como la madera o la piedra, que están poco tratados y tienen acabados muy básicos. El hierro forjado y cuero, son materiales recurrentes. El protagonista del espacio rústico es la chimenea.
  • Oriental: ambientes inspirados en la cultura china y japonesa, evocan serenidad y tranquilidad, fruto de una decoración equilibrada. Sumado a esto se encuentran distintas fuentes de la naturaleza y experiencias para todos los sentidos presentes en la decoración. Usando elementos como: agua, velas e incienso.
  • Hindú: evoca a espacios propios de la India, influenciados directamente por su cultura, religión e historia.  Esculturas de divinidades o elefantes, esencias aromáticas y velas, son elementos recurrentes de este estilo. La gama cromática está conformada por el rojo, el mostaza, el azafrán y los dorados compensados con tonos tierra para darle mayor neutralidad.
  • Étnico: en este se podrían englobar los dos anteriores, sin embargo, usualmente se refieren a estilos que evocan a cualquier lugar que resulte exótico a los occidentales (oriental, hindú, africano…). Se caracteriza por tener estancias coloridas, con esculturas y pinturas que retratan el lugar de inspiración, además de tener una fuerte presencia vegetal.

Estilos actuales

Estilos contemporáneos de diseño de interiores más comunes:

  • Minimalista: aboga por la pureza de los espacios, materiales y objetos. Tiene como consigna: la eliminación de todo lo innecesario pero sin renunciar a nada. Lo que da lugar a espacios amplios, nada recargados, llenos de equilibrio, líneas rectas y puras, con acabados perfectos y materiales usados en su forma más auténtica.  
  • Ecléctico: es un estilo popular, caracterizado por la mezcla de otros estilos, donde no hay reglas. Se pueden mezclar estilos totalmente opuestos, pero se corre el riesgo de no conseguir la armonía, por lo que es necesario utilizar adecuadamente el contraste y la compensación visual.
  • Vintage: consiste en incluir en un contexto moderno, objetos típicos de las décadas centrales del siglo veinte. Consiguiendo así darle un toque de nostalgia a las estancias, a través del uso de muebles, carteles, juguetes u otros objetos. Éstos pueden ser actuales inspirados en los anteriores; siendo reproducciones de los mismos o por estar hechos a la usanza de aquella época.
  • Kitsch: estilo popular, caracterizado por usar colores muy vivos, estridentes y contrastantes. Se tiende a la exageración, al amontonamiento de elementos; muchas veces con presencia de la cultura pop americana.
  • Pop-Art: propio del siglo XX, está inspirado en el cómic y en la cuatricomía de la imprenta. Es un estilo lleno de color, contrastes y formas geométricas; donde es más importante la estética que la funcionalidad. Se caracteriza por haber paredes de tonos claros y fotografías llenas de color, al estilo icónico de Andy Warhol.
  • Loft: no es tanto un estilo de interiorismo, sino la forma de ocupar un espacio originalmente industrial para adaptarlo y hacerlo habitable. Los espacios son de doble altura, amplios y diáfanos, elegantemente amueblados. Existe una ausencia de tabiques. Las paredes son de concreto, real o imitado. Los barandales son metálicos usualmente de acero inoxidable. Las lámparas son de tipo industrial y el espacio se conforma por pocos muebles, bastante grandes que aportan el colorido.

Existen muchos otros estilos de interiorismo como el colonial, el californiano, el náutico, el chic, entre muchos otros.  ¿Qué estilo empleas usualmente en tus proyectos?

Si has disfrutado del contenido, no olvides suscribirte a nuestro blog.  Te invitamos además, al V Encuentro de Interiorismo del 15 al 16 de agosto en Expo Guadalajara, donde habrá conferencias de referentes de la industria.