MENU

Confusiones de interiorismo

mayo 22, 2018 0 comentario 307 Vistos

Llegó la hora de desmitificar un poco lo que es igual, lo que se parece entre sí y lo que definitivamente no es igual. En interiorismo sucede demasiado, la idea de un cliente quizás no es la misma que la de un profesional. Como cuando llega alguien pidiendo más “punch” en vez de decir que busca un estilo maximalista, por ejemplo. Se vale ser un experto, así como se vale desconocer sobre ciertos temas. Sin embargo, para crear empatía entre cliente-proveedor, es fundamental sentir que están hablando el mismo idioma.  

Para diferenciar las palabras y los estilos, hicimos un compilado de conceptos que pueden generar dudas de significado y nos dimos a la tarea de definirlos para la claridad de todos.

Comencemos con lo más trillado:

¿Interiorista, decorador o diseñador de interiores?

Para aclararlo, definamos las actividades: Un decorador reorganiza y aporta estilo a un espacio. Trabaja en idear un ambiente con los elementos que ya cuenta. Y decorar forma parte del proceso de interiorismo. Interiorismo es conseguir un espacio; modificarlo y redistribuirlo.

Moderno y contemporáneo.

Mientras lo moderno se refiere a un periodo que comenzó en la década de 1880 y que se prolongó hasta la década de 1960; Lo contemporáneo se caracteriza por utilizar lo último en tecnología de la construcción y materiales.

Contraste y Armonía

Ambas son combinaciones. El efecto esperado es lo que las hace diferentes. Combinar elementos da como resultado un estilo. La decisión de contrastar, significa que lo que se quiere lograr es una mezcla distinta, que la combinación sea disruptiva. La armonía es tal como en el contexto musical, un equilibrio adecuado.

Punto Focal y Foco de Atención

Lo mismo. Se refiere a hacer énfasis en un eje o elemento, según sea el caso. Por ejemplo, un accesorio o la iluminación. Se trata de que este elemento sea puesto con la intención de fijar la vista en él.

Multifunción y versatilidad

Si un mueble cumple con esto, ¡excelente! Pero son conceptos distintos. Si un mueble es multifuncional, quiere decir que cumple con varios usos. La versatilidad es la capacidad del mueble para adaptarse en el estilo de distintos espacios fácilmente.

Estético y Calidad

Ok, esto no es fácil de confundir. Pero son cualidades que van de la mano, aunque no siempre se encuentran en un mueble. No necesariamente un mueble de calidad es estético, ni viceversa. Esta decisión siempre va a consideración de quien busque mobiliario.

La realidad es que, al no hablar de una ciencia exacta, existen muchas posibilidades en el diseño, en la decoración y en el interiorismo.

¿Te gustaría complementar este artículo? ¡Comenta!

No olvides suscribirte para recibir más artículos como este. Estamos ansiosos por la llegada de Expo Mueble Internacional acompañada de los mejores expositores de México y el encuentro de interiorismo con conferencias de profesionales de la industria que más nos apasiona… ¡El Mueble!