MENU

Interiorismo en hotelería y alojamientos

noviembre 14, 2017 0 comentario 68 Vistos

Al visitar cualquier destino turístico, el alojamiento forma parte de la experiencia y puede determinar el concepto de una persona sobre un viaje.

Como lo hemos mencionado con anterioridad, lo fundamental en la industria de la hospitalidad es lo referente al descanso, compuesto por elementos como la cama, la función de los accesorios, las características del colchón, los detalles de decoración, las entradas de luz, la ropa de cama, entre otros.

El giro de los negocios de alojamiento también tiene clasificaciones, por ejemplo, los hoteles de ciudades grandes generalmente se localizan en medio de negocios, restaurantes y comercios reconocidos. Son espacios que se caracterizan por contar con lo necesario para pasar la noche, aunque no necesariamente el concepto de decoración es el fuerte de los hoteles de ciudad.

Los hoteles de lujo o cinco estrellas ofrecen una experiencia de servicio y lujo, desde el mobiliario hasta el servicio. Mantienen colores neutros y claros para evocar limpieza.

Es común encontrar cuadros de arte, grandes candelabros o accesorios excéntricos; estos focos de atención provocan reacciones y son clave para otras decisiones de decoración.

Los hoteles que funcionan como centros de negocios requieren de espacios acondicionados para reuniones comerciales, juntas de trabajo o conferencias. Es frecuente encontrar conexiones cercanas a muebles con funciones de oficina.

Algunos cuentan con proyector extra, como elemento que le da equipamiento a quienes visitan hoteles de este tipo.

En hoteles express es fundamental contar con un escritorio simple, con una mesa, una lámpara y una silla a la altura ergonómica, apta para que el huésped trabaje cómodamente.

El equipamiento del baño es importante, accesorios como espejos, lámparas y cortinas de baño son elementos que no pueden faltar.

Los hoteles boutique son de pocas habitaciones y mantienen una decoración distintiva que les da estilo y particularidad. Una habitación no siempre tiene la misma decoración que la otra, es común ver estampados, texturas y diseños más cargados a diferencia de hoteles cinco estrellas.

Los Bed and breakfast o cama y desayuno son alojamientos para quienes esperan más que una experiencia turística. Propicia una relación más personal entre el huésped y anfitrión. En esta categoría entran alojamientos como casas en renta por periodo o reservas ecológicas.

Como dato curioso, algunos hoteles deben adaptarse a los aspectos culturales de donde se ubican, ya que se restringe modificar la arquitectura de los edificios.

Si tienes un proyecto de interiorismo, basta con ponerte en los zapatos de tu visitante para ser un buen anfitrión y crearle un ambiente en el espacio que dispondrá. Eso contribuye a agregar valor a la experiencia de tu invitado. Para conocer lo mejor en proveeduría con proyectos de la magnitud de un hotel, visítanos del 14 al 17 de febrero en Expo Mueble Internacional.